A veces

Nadia y yo quedamos una tarde para tomar una cerveza y hablar de una imagen que necesitaba para presentar su nuevo videoclip. No tenía demasiado claro cómo quería rodarlo y tampoco tenía demasiado tiempo. Entre cervezas y risas se nos ocurrió que el vídeo tenía que estar rodado de día y de noche para reflejar la dicotomía entre “el bien y el mal” de la que habla su canción. Dicho y hecho, en un par de tardes teníamos ya todo grabado.

ClientNadia ÁlvarezServicesConcepto, dirección, grabación y producción.Year2018Linkyoutu.be